Hoy te comparto una «foto con chisme» (hmmm podría ser un hashtag #fotoconchisme)…
 
Esta foto representa: frustración, enojo, cansancio, impotencia y ganas de matar a alguien. Después de varios días de desvelo y de toda una noche en vela con la producción de esta boda, con mil y un imprevistos, aquí se me derramó el vaso.
 
¡No estaba la mesa de los novios! Bueno, estaba una mesa, pero no era la mesa que yo había pedido. Y sí tenía una mesa de back up, pero resulta que si ponía esa otra mesa, no cabía en el templete.
 
Mi expresión en esta foto era de «¿Cómo chinitas llegó una mesa y nadie se dio cuenta que era demasiado chiquita para ponerla como mesa de novios? (mi gota derramadora del vaso). Obvio no era solo la mesa. Es la única foto que tengo de ese momento, tiene poca resolución, pero en esa época los celulares no eran tan pros como ahora. 
 
Claro que se resolvió y el proveedor mando la mesa correcta en tiempo para que se pudiera poner antes de la llegada de los invitados.
 
Para que entiendas por que una mesa derramó mi vaso:
– Se desaparecieron cosas de la cocina la noche anterior.
– No llegaron ciertos proveedores a tiempo y eso hizo que se atrasara todo el montaje.
– No tuvimos luz durante la noche para hacer nuestros montajes y tuvimos que hacer todo en la obscuridad.
– Se fue la luz del hotel donde estaban arreglando a la novia.
– bla, bla, bla, es una lista infinita de cosas que sucedieron.
– Y además tenía hambre. jo jo jo
 
¿El chisme? cuando ya todo pasó, inició la fiesta (y hubo más contratiempos) cuando me «relajé» se me salieron las lágrimas; con uno de mis proveedores me desahogué.
 
People!!!! sí, ¡Miranda (así me dicen algunos) estaba llorando! No vaya a ser algo del «demoño», no sea que Miranda sea una «debilucha». Oh sí, ese fue el chisme que se corrió en la industria. Y fue «secreto a voces».
Hasta judas (su pseudónimo para guardar el anonimato) llegó a decirme «Si yo fuera tú, le dejaría de hablar a tu proveedor que anda diciéndole a todo el mundo que lloraste en esa boda». 😂🤣 Obvio no le dejé de hablar.
 
¿Sabes cuando más he llorado en un evento? Solo en aquel que me avisaron que habían entrado a robar a mi casa, pero fue una lagrima que rodó por mi mejilla. Me la sequé y dije «the show must go on». No voy a resolver nada del robo ahorita, y mis clientes se merecen toda mi atención.
 
En esta industria si demuestras una mínima seña de sentiemientos tratan de agarrarse de ahí. Y ahora soy solo «Miranda» y ya. Perruchis y mamona, de ahí no me bajan. Lo peor de todo, es que cada que me encabrito, siempre me dan ganas de llorar. C’est la vie.
 
Como se los digo a mis XYZ, toda acción contempla una reacción. Cada evento, salía una regla, una implementación. Las eventualidades te sirven para estar mejor preparado en el futuro.
Los XYZ que han ido a mis eventos, siempre me dicen que lo mejor que han aprendido de mi es a mantener la calma en momentos de eventualidades marca ACME y que nunca dejo que el barco se hunda. Ese ejemplo arrastra. 
Ahh y no creas que lo de la mesa fue lo único que pasó en este evento. Ni te cuento las cientos de burbujas de cristal que se rompieron, no te cuento que llegó la big band tarde y que no solo entrando rompieron el arco de entrada y los cilindros de vidrio al entrar y como efecto dominó se cayó todo ( a minutos de que llegaran los invitados); no te cuento que en la iglesia, cuando llegué me di cuenta que no estaban puestos los «happy tears» en las bancas y tuvimos que correr para ponerlos; tampoco te cuento que la florista no había puesto los pétalos en el pasillo y cuando le pedí que los pusiera, su ayudante los empezó a poner hacia atrás y en una de esas golpeó con su «pompitas» uno de los cilindros con mil litros de agua y se regó todo por el pasillo donde iba a pasar la novia y tuvimos que secar en tiempo cero; tampoco te cuento que me rompí un dedo en esta boda. Mejor ya no sigo con mi papiro de eventualidades, pero a mi punto de vista, llorar para desahogarme cuando todo ya fluía, era solo una reacción normal de victoria.
Ser un buen wedding planner no es sinónimo de que todo corra a la perfección, sino que gracias a tu expersie, puedas resolver todo y  llevar a cabo un evento exitoso sin que tus clientes tengan que absorber el estrés de las eventualidades. Por que créeme, no hay un evento sin eventualidades.

POSIBILIDADES:

  • Cada que tengas un imprevisto o una eventualidad, guárdala en tu memoria como un tesoro. Contempla el dinero que «invertiste» para solucionarlo y ve contemplando «pocket money» para imprevistos. También contempla las cosas «del pasado» para agregarlo a tu costeo.
  • ¿Cómo sé que agregar a mi costeo y que implementar como «pocket money de eventualidades»?. Por ejemplo, si ya sabes que las locaciones te dicen que tendrás luz y electricidad durante tus montajes, pero te avisan que contemples planta de luz para el evento, eso ya te dice que hay una cierta probabilidad que no tendrás suficiente durante tus montajes y tus desmontajes. Ten contemplada la planta de luz para ambos casos (montaje y desmontaje) y no solo durante el evento. Eso entra en tu costeo.
  • El caso de que siempre hay un miembro del staff o algo que hace que tengas menos manos durante la coordinación, siempre ten en consideración por lo menos un miembro del staff extra, como comodín, por si las dudas.
  • Lo más importante que podemos aprender en nuestro trabajo, donde tenemos pocos segundos para tomar decisiones ante una eventualidad, es MANTENER LA CABEZA FRÍA. Si mantienes la cabeza fría y amarras el corazón, se te hará más fácil tomar decisiones de alto riesgo. Si eres XYZ, ya sabes la técnica. Ya si después del evento quieres llorar para desahogarte del estrés (porque de nada sirve guardarlo dentro tu cuerpecito), puedes hacerlo y que te valga mothers lo que la gente piense de ti. A ellos no les va a dar un infarto, cuídate a ti mismo.

 

Por ahora es todo amigos. Ahora te toca a ti… Cuéntame… ¿te has topado con situaciones de estrés en las que has querido llorar? ¿o que te has puesto a llorar sin poder controlarlo?

¿Qué implementaciones has tenido tú ante eventualidades y cuáles han sido las reglas que has puesto después de algo así?

Me encantaría escuchar de ti…

 

xoxo

Melanie